Sirvió de inspiración para crear el castillo de la Bella Durmiente en Disneyland y fue construido por el Rey Ludwig II, quien quería escapar de la realidad. Como Ludwig deseaba estar lejos de la población, ubicaron esta hermosa construcción en la cima de las montañas.

Este castillo europeo, que definitivamente debes visitar, está cerca de Múnich y es uno de los principales atractivos turísticos de la zona, ya que recibe alrededor de 1.3 millones de personas al año.

2. Palacio de Pena, Portugal

¿Eres romántica? Entonces, este es otro de los castillos europeos que debes visitar, ya que es una de las mayores expresiones del romanticismo en Portugal.

El palacio fue originalmente un monasterio que después se convirtió en ruinas y fue reconstruido en 1838 por el rey Fernando II, quien quería crear una residencia que reflejara la influencia del romanticismo alemán. Sus colores lo hacen muy especial: el rosa representa el viejo monasterio y el amarillo representa los cambios que Fernando hizo.

3. Castillo de Bran, Rumania

Este famoso castillo puede ser aterrador para muchos, ¡pero también debes conocerlo! Según la leyenda, fue habitado por el Conde Drácula y esta es la principal razón por la que es una de las construcciones más famosas de Europa.

El castillo fue creado para fines de defensa, especialmente contra el ejército otomano en el año 1377 y durante mucho tiempo fue utilizado únicamente para fines militares. Actualmente es un museo y una de las principales atracciones turísticas de Rumania.

4. Castillo De Haar, Países Bajos

El castillo fue abandonado cerca de dos siglos, hasta que Etienne Van Zuylen y su esposa Hélène de Rothschild decidieron restaurarlo en 1887.

Hasta hoy, la familia Van Zuylen se junta todos los años en septiembre para hospedarse en esta construcción y, a veces, invitan a personajes famosos como Roger Moore o Brigitte Bardot, quienes son tratados como si fueran de la realeza: les desempacan las maletas, tienen choferes personales y disfrutan de deliciosas cenas.

5. Castillo Hohenzollern, Alemania

Ubicado en la montaña de Hohenzollern, este es otro de los castillos europeos que debes visitar alguna vez. Fue utilizado en la Guerra de los Treinta Años, de 1618 a 1648 y estuvo a punto de derrumbarse, pero en 1850, la familia Hohenzollern lo reconstruyó y actualmente se mantiene en buenas condiciones. Sin duda, ¡vale la pena conocerlo!

Yuniet Blanco Salas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here